lunes, 13 de octubre de 2014

#Cotino, la huída del santo varón

#‎CotinoDimissio‬ ‪#‎SonCorruPPcionJuan Cotino ha dimitido como presidente de Les Corts Valencianes. Lo hace acosado por su relación con Gürtel, Brugal, Vaersa o Emarsa, o por su supuesta intervención en adjudicaciones a empresas familiares en su paso por las distintas conselleries que ha dirigido, o por su papel en relación con el accidente del Metro de Valencia, o por sus tejemanejes en torno a los negocios nacido al calor de la visita del Papa a Valencia... Dice que se va con orgullo de la vida pública después de 40 años defendiendo ideales y trabajando por el interés general de la sociedad. Eso dice. Algo más. Parece que ha defendido algo más que esos ideales y ha trabajado para algo más que el bien común. Se va Cotino a cuidar de sus caquis y de su espíritu, ese que tan ciego, mudo y sordo ha estado durante tanto tiempo. Pero, ojo, se va; no lo ha echado Fabra y sus líneas rojas. Se va porque la presión política desde la oposición y mediática desde la prensa han podido con su imperturbabilidad. Se va porque la presión judicial sobre los asuntos que le atañen han ennegrecido hasta lo por él inimaginable el cielo radiante de sus oraciones. Se va porque se va el PP valenciano, se acaba el tiempo de sus correrías sin límite. Él, que todo lo fue, poder absoluto para el espíritu y la carne gaviotas, se va sin pedir perdón por el daño causado a la dignidad del país y de sus instituciones. Ya no quedan botes. El hundimiento está en marca. Como ha dicho Ximo Puig, con Cotino todo el PP está dimitiendo.