domingo, 11 de enero de 2015

"Vosotros mirones, bajad de los balcones"

Hagamos que suceda. Que suceda el cambio que precisa este país para recuperar la dignidad secuestrada por quienes lo gobiernan. Hagámoslo ya, con decisión, con convicción, con la pasión que exige la encrucijada histórica en que nos encontramos. No vendrá, hay que traerlo; no será, hay que construirlo. El cambio es hoy vital para el futuro de los y las valencianas, inaplazable. Recuerdo aquellas manifestaciones de finales de los 70 y principios de los 80: "vosotros mirones, bajad de los balcones", decíamos a quienes contemplaban desde el tendido la lucha por la democracia que se libraba en las calles. La libertad no llegó, la trajimos; el Estado social, o los derechos, o el autogobierno no fue, lo construímos. La democracia se construye a diario, si no muere de pura asfixia. Nunca debieron tantos permitir que ocurriera lo que ha ocurrido en el País Valenciano, nunca. No era inevitable, no lo es ahora. Y no lo va a ser si nos comprometemos la mayoría social a que así sea. Activar el cambio, hacerlo posible para no avergonzarnos más de lo que aquí pasa. No esperemos a que venga, vayamos a por él. Quedan 130 días.

Rob Watling. Je suis Charlie. 2015. Flickr. Compartido con licencia Creative Commons BY-NC-ND 2.0