miércoles, 1 de abril de 2015

Un requetepago obsceno

"Un recurso contra la indecencia", dijo Ximo Puig anteayer en la presentación ante el TC del recurso contra el cobro de tasas por parte del Consell de Fabra al copago en los centros de mayores y de personas con discapacidad en la Comunitat Valenciana. Un requetepago obsceno que el Gobierno de la Generalitat ha impuesto a las y los dependientes en nuestro país. Obsceno por su propia naturaleza, un recargo sobre el copago que ya estrangulaba a esas familias obligándolas en muchos casos a renunciar a los derechos de dignidad que les asisten por ley. Obsceno por su circunstancia, impuesto por el gobierno que con mayor afán se ha dedicado a incumplir la normativa sobre Dependencia en España desde mucho antes de comenzar la crisis. Y obsceno por su absoluta falta de empatía: quienes sacaron de donde no había 300 millones de euros para ver los bólidos de la Fórmula 1 correr por las calles de Valencia son los mismos que imponen esta tasa para recaudar siete millones al año a esas familias. 43 años, ¡43!, hubieran podido asumir ese coste las arcas públicas valencianas con el dinero dilapidado en tres semanas en el festival de los ferraris y los maclaren. ¿Es o no es una indecencia? Pues eso. Quedan 55 días.