domingo, 17 de mayo de 2015

Acuerdos #PerCastelló

Publicado en Mediterráneo el 16 de mayo de 2015

Oigo últimamente al alcalde Bataller decir que el Ayuntamiento de Castelló de la Plana tiene un superávit en sus cuentas públicas del 3,5%. Dice que es ejemplo innegable de su buena gestión al frente del gobierno de nuestra ciudad. Habrá que escuchar qué opinan al respecto las empresas castellonenses que esperan cobrar los casi 20 millones de euros que les adeuda la administración municipal. O los contribuyentes, que han visto incrementar la presión fiscal en un 18 por ciento durante el mandato de este alcalde, solo aliviada cosméticamente por la proximidad de las elecciones. O las familias que necesitan recurrir a las políticas de solidaridad municipales, que han sufrido su desmantelamiento en los últimos años víctimas del integrismo austericida del partido en el poder.

La buena gestión pública consiste en la asignación de los recursos de que disponen las administraciones a aquellas políticas que facilitan el crecimiento sostenible y sostenido en el tiempo, la redistribución de la riqueza para favorecer la cohesión social y el cumplimiento de la legalidad en el reconocimiento efectivo de los derechos de la ciudadanía. El superávit real en las cuentas públicas llega una vez recorridas esas exigencias básicas que impone el buen gobierno. De no hacerlo estamos ante un ejercicio puramente nominalista, contable, que sirve para poco más que un titular mediático en campaña electora.

Por eso el PSPV-PSOE quiere, si recibe el encargo ciudadano de liderar el cambio inapelable que exige nuestra ciudad, convocar a todas las fuerzas políticas presentes en el consistorio tras el 24M para fijar los consensos básicos que establezcan esas prioridades. Sacar del rifirrafe partidario las cuestiones esenciales que permitan recuperar el pulso a la sociedad castellonense y encarar los retos que impone el nuevo tiempo: un pacto político por Castelló que fije los acuerdos básicos para promover la actividad económica y generar empleo de forma sostenible y acabar con las vulnerabilidades que han provocado, y siguen haciéndolo, tanto dolor y frustración a miles de familias.

Y pacto social. Como segunda iniciativa a tomar desde el minuto cero del nuevo gobierno local. Con todos los actores que luchan contra la pobreza y la exclusión social, para poner a las personas y sus necesidades en el frontispicio de las políticas municipales. Para recuperar la dignidad de nuestras instituciones y dar sentido a la acción de gobierno. Ese es el superávit que nos interesa a los y las socialistas castellonenses. Esas serán las prioridades inmediatas de Amparo Marco como alcaldesa de Castelló,