sábado, 13 de junio de 2015

Discurso de constitución del ayuntamiento de Castelló de la Plana, 13.06.2015

Presidenta, querida Carmen. Miembros de la mesa. Compañeras y compañeros de corporación. Empleadas y empleados públicos de esta casa. Trabajadoras y trabajadores de los medios de comunicación. Ciudadanas y ciudadanos de Castelló.

Querido Francesc, muchas gracias por querer acompañarnos pocas horas después de ser elegido president de Les Corts Valencianes. Un honor, siempre.

Ximo, sabíamos que no iba a ser fácil que hoy estuvieras aquí, en este salón de plenos de nuestro Ayuntamiento. Gracias por el esfuerzo y por tantas y tantas cosas. Serás un gran president al frente de un gran gobierno. El que necesita este país para recuperar el pulso y recobrar el aliento que le permita encontrar el futuro. Mucha suerte.

Quiero iniciar esta intervención manifestando mi agradecimiento a los compañeros y compañeras del GMS por permitirme intervenir en este acto como portavoz. Sé que no tengo más mérito que el de la edad pero es, de verdad, un gran honor representaros desde esta tribuna y hacerlo este día por tantos motivos singular.

Dejadme, también, expresar el reconocimiento de los socialistas castellonenses al conjunto de la ciudadanía. A quienes nos dieron su confianza el pasado 24 de mayo y a quienes no lo hicieron. A quienes creyeron encontrar en nuestra candidatura argumentos para impulsar el cambio o a quienes decidieron confiarlo a otras formaciones políticas. Gracias, gracias de corazón a todos y a todas. 

Hace 28 años, tal día como hoy, el 13 de junio de 1987 se constituía el último gobierno de coalición que ha dirigido este ayuntamiento. Entonces el entendimiento de varios partidos políticos, el PSPV, el CDS y el Bloc, garantizó la gobernabilidad de la ciudad eligiendo a nuestro compañero socialista Daniel Gozalbo alcalde de Castelló. 

Hace tres semanas la ciudadanía habló, de nuevo, en términos de concertación. Trasladó a las fuerzas políticas el mensaje inequívoco de que debían sumar para ganar, hablar para gobernar, colaborar para decidir. Y que debían hacerlo para cambiar el rumbo de una realidad agotada. Para transitar nuevos caminos hasta ahora ignorados. Para alentar nuevas oportunidades que den esperanza a miles y miles de conciudadanos y conciudadanas que habitan en el dolor de tanta injusticia.

Hoy estamos aquí para interpretar la voluntad soberana del pueblo y conformar un gobierno municipal que sepa liderar este tiempo nuevo con dignidad, con decencia, con audacia y con lealtad. 

Dignidad para trabajar sin descanso por quienes se han visto humillados por una crisis que no provocaron y por todos aquellos y aquellas que se sienten perdedores de batallas en las que ni siquiera supieron haber participado.

Decencia para regenerar la vida pública municipal haciéndola transparente al control de una ciudadanía que debe exigir de sus gobernantes la gestión honesta de los recursos públicos. 

Audacia para entender y afrontar con valentía los retos que tenemos por delante para alumbrar nuevas imágenes de un Castelló distinto, creativo, atrevido, inconformista y abierto. 

Y lealtad para con los ciudadanos y las ciudadanas. Este va a ser un ayuntamiento leal al pueblo, a sus derechos, a su exigencia democrática. Un ayuntamiento comprometido con la igualdad y la diversidad. Austero. Integrador y responsable. Que sabrá escuchar lo que dice la gente y darle cuentas de la acción de gobierno. Que hablará con razón y con verdad, abiertamente a la ciudadanía, buscando y encontrando su complicidad para profundizar en la democracia. Un gobierno que no aspira a la infalibilidad y que pedirá perdón cuando se equivoque.

Los y las socialistas castellonenses creemos que así debe ser. Creemos firmemente que Castelló necesita un gobierno digno, decente, audaz y leal. Y que ha de ser, necesariamente, un gobierno de progreso que supere la zozobra colectiva a la que las malas políticas nos han conducido. 

Por eso, conocida la decisión ciudadana del pasado día 24, buscamos la convergencia programática con aquellas fuerzas políticas más próximas, Compromís y Castelló en Moviment. Y acabamos convergiendo, también, en la concreción de un gobierno para el cambio presidido por nuestra compañera Amparo Marco. Un cambio que ha de ser irreversible, para poner a las personas en el centro de la vida política, para encontrar las claves compartidas de nuestro futuro colectivo, para convertir la diferencia en fuente de riqueza, para hacer de nuestro ayuntamiento una casa de cristal, abierta, transparente y participativa.

Sabemos que si Amparo obtiene definitivamente la confianza mayoritaria de esta corporación ese cambio será posible. De entrada, será la primera mujer en tener el bastón de mando municipal de Castelló. ¡764 años después de la fundación de la ciudad! La primera alcaldesa casi ocho siglos después. Y el primer gobierno con más mujeres que hombres en la historia de este ayuntamiento.

Una alcaldesa para liderar un gobierno capaz, entregado a la causa de la ciudad. Honesto, ejemplar y creíble para afrontar el trabajo, mucho, que exige este nuevo tiempo para Castelló. Nuevas formas, nuevas actitudes, nuevas prioridades y nuevas políticas que hagan posible la regeneración de las instituciones, la promoción de políticas de igualación social y la reorientación del modelo de creación de riqueza y de empleo para hacerlo sostenible y sostenido en el tiempo.

Un programa de cambio que se concreta en las más de 400 medidas acordadas por Compromís, Castelló en Moviment y el PSPV y rubricadas ayer mismo en la Tenencia Alcaldía del Grao por Amparo, Enric y Xavi.

Es imprescindible manifestar aquí nuestro profundo agradecimiento a ambas formaciones políticas. Por su voluntad de encontrar espacios comunes y de llegar a acuerdos a favor del interés general. La ciudadanía pidió sumar y lo hemos hecho. Pidió que habláramos y hemos hablado. Pidió que colaboráramos por el cambio y hemos colaborado para impulsado. Y lo hemos hecho con transparecia desde el primer momento, porque este ha de ser uno de los valores supremos que informen la acción del nuevo gobierno municipal de Castelló.

Ya termino, presidenta. El GMS va a dar su apoyo a la candidatura de Amparo Marco a la alcaldía y va a formar parte, junto a los concejales y concejalas de Compromís, del nuevo gobierno de la ciudad. Convencidos y convencidas de que eso es lo mejor para Castelló.

He de recordar aquí a Mario Edo, compañero y amigo que quedó en el camino a mitad del mandato que hoy cerramos. Él hubiera sabido entender el valor del tiempo que estamos iniciando. En Fanzara, ahora mismo, Ana, su mujer, estará recogiendo el bastón municipal.

Gracias, muchas gracias a todos y a todas.