viernes, 11 de marzo de 2016

Mestrets: megalomanía del urbanismo gaviota en Castelló

Pasados ya unos días desde que se conociera la sentencia del Tribunal Supremo que anulaba definitivamente el PAI Mestrets, nadie del PP en el gobierno municipal que lo impulsara hace 13 años ha pedido disculpas públicas a los ciudadanos que litigaron contra el ayuntamiento de Castelló y la Generalitat Valenciana. Nadie en el partido de la derecha se ha sentido concernido por la sentencia. Nadie se ha visto impelido a pedir perdón a las familias que han mantenido el pulso contra la arbitrariedad del poder. Els Mestrets estaban llamados a ver crecer el mayor de los despropósitos megalomaníacos del urbanismo gaviota castellonense. Hoy sólo queda dolor y dignidad de años de lucha ciudadana ante los tribunales. El PP que calla ahora hablaba tras cada requiebro judicial en su favor. En 2009 Javier Moliner, entonces vicealcalde de Castelló, decía al respecto: "las cosas se han hecho bien desde el principio y no ha habido ninguna voluntad de pasar por encima de los derechos de nadie. Se han respetado escrupulosamente los derechos de todos y se ha cumplido con todos los informes sectoriales y con la legalidad”. En 2012, Miguel Ángel Mulet, concejal de urbanismo, declaraba que "el TS, ha echado por tierra de forma fulgurante, haciendo patente la ignorancia de los socialistas y sus ansias de desgaste del equipo de gobierno. Pero hoy podemos decir, alto y claro, que hemos hecho las cosas bien y así lo avala el TS. La Ley nos ha dicho que estaba bien el trabajo realizado porque la voluntad del PP ha sido, y sigue siendo, trabajar por la ciudad y los ciudadanos”. Empecinados durante años y años en imponer su forma de entender el desarrollo urbanístico de Castelló, creyeronse intocables. Soberbia.