jueves, 12 de enero de 2017

Seguridad sin renuncias

Publicado en Mediterráneo el 12 de enero de 2017

En el verano de 2015, pocas semanas después de establecerse el gobierno local del Pacte del Grau en Castelló, nos comprometimos a dotar a la Policía Local y a los Bomberos municipales (el Servicio de Extinción de Incendios, Prevención y Salvamento - SEIPS) de todos los recursos organizativos y tecnológicos a nuestro alcance para hacer que las políticas de seguridad pública de este ayuntamiento garanticen a la ciudadanía la mayor y mejor capacidad de respuesta ante situaciones de inseguridad y emergencia individual o colectiva. 

Queda aún mucho por recorrer, lo sabemos; pero vamos dando pasos en la línea correcta. 2017 va a suponer un punto de inflexión en ese ámbito de la administración municipal. Invertiremos un millón de euros en la construcción y el equipamiento tecnológico de una nueva sala de seguridad, movilidad y emergencias que centralizará servicios ahora dispersos, garantizando más eficacia en la atención a las demandas ciudadanas. Una unidad de prevención, reacción y respuesta ante esas situaciones altamente cualificada, que se ubicará en la central del área de Seguridad Pública en el antiguo acuartelamiento de Tetuán.

También en 2017 dotaremos a los bomberos de dos nuevos vehículos esenciales para la gestión de emergencias en nuestra ciudad: una autoescalera elevadora articulada de gran envergadura y una autobomba con ancho especial para intervenir en las calles estrechas del casco antiguo o de barrios periféricos o en las vías del TRAM, destinando otro millón cien mil euros a ello. 

Creemos en una seguridad pública integral, para todas y todos en toda la ciudad. Y estamos empeñados en liderar, desde el ayuntamiento, ese objetivo prioritario.