martes, 21 de abril de 2015

Las campañas tramposas del PP en Castelló de la Plana

#PerCastelló - Trampas. La legislación electoral prohíbe expresamente a los distintos gobiernos hacer campañas propagandísticas una vez hayan sido convocadas las elecciones. Es cuestión de sentido común. Se trata de evitar así abusos por todos conocidos en el uso partidario de recursos públicos para primar a la fuerza política gobernante. La Junta Electoral de Castelló, a instancias del PSPV, obligó la semana pasada al ayuntamiento de la capital a retirar el alud de anuncios de pago insertados en los medios de comunicación locales sobre realizaciones, o supuestos logros, del gobierno popularista de la ciudad. Ellos miran hacia otro lado, arañando tiempo al tiempo en la creencia de conseguir los votos que les libren de la debacle. Malas artes, prácticas tramposas de quienes llevan décadas ejerciendo el poder de forma arbitraria y caprichosa. Tanto tiempo acostumbrados a buscar las espaldas de la ley para esconder la realidad les hace insensibles a las exigencias de decencia política y legalidad que reclama la ciudadanía. Esta es otra forma de dopaje electoral, el mismo por el que la Justicia investiga las campañas del partido gaviota durante años. Compra de espacios mediáticos con fondos públicos para reconstruir la realidad en interés propio. Vuelven a hacerlo porque es su forma de ver y entender la vida pública, está en su ADN político. Y no van a cambiar si no los cambiamos.