viernes, 3 de abril de 2015

Necesitamos más participación

48.000 personas han participado en toda España en la elección de los candidatos autonómicos de Podemos. Una cifra similar a la que hace un año eligió a Ximo Puig candidato socialista a la presidencia de la Generalitat Valenciana. Lo dije unos meses atrás a cuenta de las primarias podemitas en el País Valenciano: sin presuponer nada respecto de su empuje electoral, esas cifras muestran la dificultad que entraña fomentar la participación política en España. No es eso una buena noticia, y menos para quien dice haber nacido para movilizar a la sociedad contra la abulia de la vieja política. Es, sí, un buen argumento para que todos y todas cuantos creemos en la necesidad de cambiar de raíz las cosas que afectan a nuestra vida pública redoblemos nuestro compromiso por una mayor implicación política de la ciudadanía. Es imprescindible que así sea. Porque no se trata tanto de desmontar como de construir nuevas formas, nuevos discursos y nuevas políticas que impliquen a la mayoría social.