miércoles, 15 de octubre de 2014

Mestres de ciutadania: el valor del diálogo y de la política

La Universitat de València inauguró ayer la exposición Mestres de ciutadania dedicada a Ernest Lluch, Francisco Tomás y Valiente y Manuel Broseta. Una ocasión magnífica para entender el valor del diálogo y del compromiso políticos. Para comprender el devenir de nuestra historia reciente, la lucha por la democracia durante la dictadura, la suma de voluntades y sensibilidades diversas para abordar retos colectivos, la pasión por la libertad y la dignidad. Hoy, cuando vivimos tiempos de zozobra para conceptos como diálogo, entendimiento, consenso, es necesario recordar que nunca ha sido posible construir espacios de libertad y de progreso social duraderos sin buscar y transitar territorios compartidos. Y que eso no significa renunciar a la discrepancia ni a la disidencia sino reafirmar el compromiso con la diversidad y la democracia. Mestres de ciutadania nos recuerda también que hasta hace nada en este país se asesinaba a ciudadanos y ciudadanas por razones políticas. Que se les segaba la vida, antes por el terrorismo franquista y después por el terrorismo etarra, por el mero hecho de defender el derecho al entendimiento y al ejercicio de la política. Que la democracia, esa que algunos dicen que no es, se construyó también sobre el sacrificio y el dolor de muchos compatriotas. Bueno es recordar todo ello para no olvidar que ese legado merece ser preservado como garantía de convivencia. Y que las urgencias del presente no pueden afrontarse liquidando las esencias de la democracia.