sábado, 21 de marzo de 2015

Talento

Publicado en Mediterráneo el 21 de marzo de 2015

Imaginaos un Castellón capaz de aprovechar el talento de cada uno y de cada una de nosotros. Una ciudad que sepa interpretar la fuerza creativa de sus gentes y convertirla en palanca transformadora hacia un futuro de mayores y mejores oportunidades. Pensad en un ayuntamiento comprometido con la capacidad modernizadora de nuestras empresas y sus trabajadores y trabajadoras, de nuestros centros innovadores y organizaciones de todo tipo que cada día afrontan los retos que impone el nuevo tiempo. Un Castellón inteligente y audaz que base su prosperidad en la suma de los esfuerzos, las voluntades y los sueños de todos y de todas.

Esa ciudad es posible si somos capaces de elaborar un proyecto cívico que enriquezca nuestro capital social colectivo y que garantice una convivencia justa entre intereses y aspiraciones diversas. Una agenda pública liderada por el ayuntamiento para aprovechar y canalizar todo aquello que cada uno de nosotros y de nosotras seamos capaces de aportar en beneficio de la comunidad. Para que no se pierda un átomo de nuestro talento colectivo. Para que nadie que tenga algo que decir, que hacer o que imaginar haya de buscar fuera los mimbres necesarios para realizar su proyecto.

Necesitamos, con ese horizonte, de una estrategia municipal para el aprovechamiento del talento ciudadano. Que parta de las escuelas infantiles, para contribuir a que ningún niño ni ninguna niña quede excluído desde la infancia de las oportunidades que ofrece el sistema educativo. Y prolongue su recorrido hasta los mayores, promoviendo el envejecimiento activo y fomentando la reversión de su experiencia a la sociedad. Porque... ¿es razonable que los conocimientos y las destrezas adquiridos durante años por muchos y muchas de entre nosotros no sean compartidos para mejorar la capacitación de otros? ¿O que, a menudo, no encuentren cauces de conexión quienes necesitan saber y conocer y quienes saben y conocen?

Un itinerario por el talento que anida en Castellón para hacer de la nuestra una ciudad inteligente que sepa poner en valor la creatividad y las capacidades de todos nosotros. Que recorra la Universitat Jaume I y su parque científico-tecnológico Espaitec, el Instituto de Tecnología Cerámica, el Centro de Empresas Innovadoras CEEI o las organizaciones sindicales, empresariales y del tercer sector, que incorpore experiencias docentes y profesionales de todo tipo. Para crear así un mapa del talento de Castellón, que identifique nichos de creatividad, espacios de buen hacer, territorios de experiencia y campos de excelencia. Y establecer las conexiones que, como las sinapsis entre las neuronas del cerebro, activen esa potencia en forma de oportunidades. 

Las y los socialistas de Castellón estamos persuadidos de que vale la pena luchar por ese compromiso colectivo que rompa el techo de cristal que décadas de parálisis creativa en las instituciones ha encorsetado nuestra capacidad de ganar el futuro. Y lo vamos a hacer con la ayuda de mucha gente que exige ya un cambio de rumbo en la vida pública de nuestra ciudad.